Las personas y el Internet


Para mí las personas son un poco difíciles de entender y más por internet.

Seguramente habrás notado que mi motivación en escribir este artículo fue un reciente intento de socialización con alguien. Y sí, la mayoría de las veces escribo por alguna motivación. Pero estoy aprendiendo a mejorar eso y lo que quiero intentar hacer es como siempre enseñar algo y puedo decir también dar mi opinión.

Las personas son un poco difíciles de entender, al menos para mí. Pero creo que eso sucede porque no se dan explicaciones.

Y me di cuenta de que la mayoría no da explicaciones, asumiendo que la otra persona entendió bien. Bueno, es menos complicado estando cara a cara pero por Internet es más difícil entender a alguien.

Conversación

Noto que muchos acostumbran a decir las cosas como si te tuvieran en frente. Y hay que aprender a ser explicativo.

Me di cuenta que la mayoría de la gente no da muchas explicaciones. Yo termino siendo el que las da. Confío, doy explicaciones, los demás entienden y yo salgo perdiendo porque me cuesta entenderlos y no aprendí mucho de esa experiencia.

Y creo que todos deberíamos aprender a saber explicarnos. Porque no es lo mismo un mensaje que dice:

“Hola, te espero”

A uno que diga:

“Hola, te espero mañana a las 3 PM en el metro”.

En el primero puede venir de una conversación anterior y el que lo recibe puede estar asumiendo que lo va a esperar mañana a la hora acordada anteriormente. Es válido, si las cosas se aclararon bien desde el principio.

Pero si no se aclararon bien las cosas puede traer problemas. Especialmente en un mail porque el mail es leido después.

En mensajería instantánea existe lo que se llama “interactivo”. Porque se puede recibir el mensaje casi al mismo tiempo que uno lo envía. Y generalmente son mensajes cortos porque es como una “conversación” (y así algunos programas también le llaman).

Pero volviendo al tema de entender a alguien. Si no lo conoces, no le puedes confiar muchas cosas. Pero, tratemos de entendernos, no?

Entonces lo primero que creo yo que dos personas que no se conocen deben hacer es tratar de entenderse. Y para entenderse bien no hay que mentirse. Como han hecho algunas personas. Especilamente por Internet porque es “más fácil” esconderse. Aunque son las menos, existen.

Entonces yo sugiero que primero no se mientan, luego no hay por qué esconderse y tercero no viene mal aclarar bien las cosas desde el principio.

Ser sincero es una de las cualidades beneficiosas en una relación interpersonal. Pero para poder llegar a ser sincero hay que ser valiente y vencer el miedo. Miedo a muchas cosas, y especialmente la desconfianza a uno mismo. Uno debe confiar en uno mismo, no necesariamente en el otro a primeras, pero al menos en uno mismo.

Hay que evitar preguntar la edad pero por Internet hay que entender que ese dato puede ayudar a comprender un poco como puede pensar la otra persona. No es lo mismo un niño de 12 años que un adulto de 40 o un muchacho de 20.

No podremos hablarle a un niño de cosas de adulto por ejemplo.

Luego lo otro a tomar en cuenta es que Internet es una red mundial. Y te vas a encontrar con personas muy distintas a tí. A mi me ha pasado.

Lo que comprendí de la experiencia anterior es que hay que estar abierto a muchas cosas. Porque las personas pueden diferenciar mucho unas de otras y no sabemos con quien nos podemos encontrar.

Pero eso no es malo, al contrario, eso enriquece nuestra forma de pensar.

Practicarlo no es malo, claro, llevarse bien con todo el mundo sí que es muy difícil pero hay puntos claves:

  • Ser honesto
  • Tratar de actuar con tranquilidad
  • No escribir groserías
  • Tratar de comprender al otro

Esos puntos permiten que se pueda llevar a cabo una buena conversación.

Yo me he cruzado con mucha gente que conversaban conmigo porque yo los escuchaba. Prácticamente lo único que hacía era leerlos y en base a eso tratar de hallarles una solución a sus problemas. Se ve que eso les daba ánimo y por lo tanto les agradaba conversar conmigo.

Entonces me di cuenta no hace mucho de que conversaban conmigo porque yo les podía ayudar con alguno de sus problemas.

Pero ese es un caso particular mío porque desde hace mucho que ayudo a algunas personas.

Pero acá voy a algo clave que une gente: La ayuda.

La Ayuda

Y una de las cosas que más me cuestan entender es ¿por qué a muchas personas les cuesta tanto ayudar a alguien? Y yo creo que es porque no saben lo beneficioso que puede llegar a ser. Así que voy a dar una explicación al respecto.

Fíjense Jesús Cristo cuánta gente juntó todo porque él los ayudaba.

Pero si uno siente que necesita satisfacer algo propio eso indicará que no estamos capacitados para ayudar. Porque yo creo que primero uno debe ayudarse a sí mismo y luego podrá ayudar a otros.

Aunque eso no significa que por no tener dinero o casa o alguna profesión o trabajo no estemos capacitados para ayudar en un área determinada. Significa que sí podemos ayudar pero no prestando dinero, no prestando techo ni comida, ni tampoco sobre una profesión, pero sí vamos a poder ayudar en muchas otras cosas.

Así que cada uno sabe en qué puede ayudar a alguien. Sólo hay que tratar de hacerlo ya que eso es algo positivo. Positivo para el que recibe la ayuda y positivo para el que la da.

Yo soy un poco gruñón y a veces me he puesto a “patalear” porque ayudando a alguien no me pagaron bien o no me pagaron nada. Casi nunca me pagaban nada, siempre ayudaba y recibía poco a cambio. Pero recibí experiencia en mi profesión, recibí un contacto, conocí a alguien más que en ese momento no fue de ayuda para mí pero más adelante sí. Y sino, me dejó una enseñanza. Así que no siempre hay que ayudar a cambio de algo con esa persona porque muchas veces lo que uno recibe no es de esa persona directamente.

La Libertad

Entonces no logro entender todavía la mentalidad de muchas personas (y son la mayoría) porque si bien exceptuando amigos, muchos dan una impresión de vivir en su propio lugar y no querer compartir nada con nadie.

Y lo más extraño es que la mayoría tiene una forma de pensar clásica: Trabajo, estoy con mi familia/amigos, esa es mi vida.

Sí, la vida es casi eso, pero no hay más nada en ella? Yo veo muchas cosas más, veo música, veo arte, veo lógica, veo algo de matemática, veo literatura, idiomas, manualidades, dibujo, proyectos, futuro, progreso, tecnología… y muchas más cosas que enumerándolas quizá te aburriría.

Amor me faltó, que es importante. Sentimientos, emociones, un poco de locura, sensaciones, etc.

Y veo a ciertas personas como si vivieran como un robot: Voy al trabajo, voy con mi familia, eso no me sirve: negativo, eso me sirve: positivo.

¿No quieres pensar más allá de eso?

No me parece mal si eligieron esa vida, pero como lo digo: Si eligieron esa vida. Ahora si la felicidad está decaída por muchas otras causas y “les tocó esa vida” yo no lo creo así. A uno le toca nacer, ser niño, madurar y morir, el resto de las cosas uno las puede ir cambiando.

Inclusive hoy día uno puede elegir vivir más tiempo. Casi todo depende de uno mismo.

“Todos somos libres desde que nacemos…”, y como dijo algun personaje que no recuerdo: “…inclusive para elegir dejar de serlo”.

Así que algo que sí tenemos que defender es nuestra libertad. Pero eso no significa ir en contra de las normas y leyes porque ellas están creadas para proteger nuestra libertad. Si vas en contra de lo que protege nuestra libertad, qué crees que vas a perder? La libertad, justamente.

Por eso hay que ser felices, no vivir nuestras vidas en un mar de lamentos, broncas, enemistad y demás cosas malas sólo porque hacemos pocas cosas en nuestro día: Ir al trabajo, volver con nuestra familia.

Hay que variar, salir, conocer otras personas, hacer algo distinto, proyectarnos al futuro. Si lo quieres hacer, puedes. Casi nada es imposible, sólo hay que tomar la decisión de enfrentar los problemas para así superarlos e ir llegando a cumplir con la meta que te hayas propuesto en ese momento. Y si no puedes solo tienes que animarte a pedir ayuda.

Tampoco te dejes tentar y caigas en la trampa, en el engaño, o en la mentira, porque eso lo que hará será privarte de tu libertad. La mentira te otorga una victoria corta y no sobre tu meta, sino que sobre un eslabón que enlaza con tu meta pero al ser una victoria por mentira ese eslabón se romperá y tu meta será más difícil de alcanzar. No caigas en eso.

No siempre el camino es el más fácil, es más, casi nunca lo es. Los caminos adecuados son lo suficientemente difíciles como para que tengas que esforzarte lo necesario.

Hasta otra! Nos vemos!

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: